Menu

La necesidad de un abogado de entretenimiento en la producción de un film


Dentro de la industria del entretenimiento, existen diversos factores que entran en juego. Gran parte de ellos están relacionados con cuestiones legislativas. La actividad audiovisual combina múltiples dimensiones de la creación artística, como guiones o diseños de puesta en escena, entre otros. Es por esto que estar al tanto de todas las legislaciones relacionadas a derechos de autor o permisos es fundamental. Este tipo de legislación es compleja, es fundamental entonces contar con un buen asesoramiento legal. Por ejemplo, se han dado casos donde muchos guionistas han sido perjudicados en sus contratos debido a no tener la asesoría legal correcta. Lo mismo puede suceder a la hora de utilizar música pre-existente en la banda de sonido de nuestro film, de no consultar a un abogado podemos encontrarnos en un litigio legal por derechos de autor.

Debido a su especialización, loshammer-719062_960_720 honorarios de los abogados dedicados a la industria del entretenimiento suelen ser elevados. Pero a su vez, al conocer las leyes que afectan a nuestra actividad, sus servicios suelen ser mucho más eficientes que si contratáramos a un abogado no especializado. Pero debemos tener en cuenta algunos factores a la hora de buscar asesoramiento legal.

¿En qué casos puede ser necesario contratar a un abogado de entretenimiento?

  • Al crear contratos: En especial aquellos que impliquen copyright o derechos de autor, como los contratos con guionistas o compositores de banda de sonido.
  • Para administrar cuestiones relacionadas a copyright y protección de nuestros proyectos.
  • Para diversas negociaciones, compras, acuerdos de colaboración, contratos escalonados, acuerdos de no divulgación, etc.

Los abogados especializados suelen tener una comprensión profunda de los aspectos legales que entran en juego en toda la producción. Pero algunos de ellos suelen poseer mayor experiencia en una determinada área de la legislación. A la hora de elegir es necesario comprender que esta práctica no es un concepto general, debemos contratar a un abogado que se especialice en nuestras necesidades. ¿Debe embarcarse en un litigio por derechos? Contrate a un abogado especializado en Copyright. ¿Debe registrar el concepto de una producción televisiva? Contrate a un abogado especializado en propiedad intelectual.